Login | Sign Up Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook

Lee la Biblia


         
Acceder concordancia desde tu celular
 

Biblia Reina Valera 1960 & King James

Mini Biblia Paralela
Mini Biblia Bilingüe
Mini Biblia




Informar de un lugar que no está mencionado en Mini Mapa

Mateo 28

1. Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.
2. Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella.
3. Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.
4. Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos.
5. Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.
6. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.
7. E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.
8. Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos,
9. he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.
10. Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.
11. Mientras ellas iban, he aquí unos de la guardia fueron a la ciudad, y dieron aviso a los principales sacerdotes de todas las cosas que habían acontecido.
12. Y reunidos con los ancianos, y habido consejo, dieron mucho dinero a los soldados,
13. diciendo: Decid vosotros: Sus discípulos vinieron de noche, y lo hurtaron, estando nosotros dormidos.
14. Y si esto lo oyere el gobernador, nosotros le persuadiremos, y os pondremos a salvo.
15. Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se ha divulgado entre los judíos hasta el día de hoy.
16. Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado.
17. Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban.
18. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
19. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20. enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.